Planakanta en Argentina, Crónica de un viaje: Segunda parte

Vamos a por la segunda parte del viaje.

 Acabado el circuito que los ha llevado de Salta a La Rioja y tras un trayecto nocturno en bus-cama, llegan nuestros compañeros a Mendoza. De allí partirán otra vez en coche hasta la finca que Intercoop tiene cerca de la base del más alto pico de América del Sur, el Aconcagua.

Al llegar los espera una fiesta al más puro estilo gaucho con vino, mate, hogueras, carne, guitarras, canciones y amigos.

Por la mañana después de una noche en la que el cuerpo ha recuperado su compostura, partirán hacia la base del Aconcagua en donde, de marcha por su Parque Natural, podrán conocer de primera mano el fabuloso paisaje andino, morada del majestuoso cóndor.

Al día siguiente, y en carro tirado por animales, marcharán hacia el desierto donde dormirán (nadie sabe cómo ni en qué); esperemos que el puma, animal magnífico y único felino americano que vive en las montañas, no se acerque a visitarlos porque aluna persona del grupo pasará la noche con un palo en la mano esperando recibir el mayor susto de su vida.

Recogerán, ya de vuelta, sus maletas y pertenencias, y partirán hacia Mendoza para visitar, entre otras cosas, el santuario de la Virgen de Cuyo, patrona del Ejército de los Andes del General San Martín, protagonistas de la canción Los sesenta granaderos.

Duermen en Mendoza. Parten a Buenos Aires. Ya contarán, supongo.

Mapa Aconcagua

Planakanta en Argentina, Crónica de un viaje: 3 de noviembre

3 de noviembre

Siguen viaje, sin nada malo que contar. Eso es una buena noticia.

Poco nos mandan, nos dice Mamen, porque los aparatos tecnológicos tienen problemas para funcionar como deberían (malas o nulas conexiones). Pero lo que nos llega nos gratifica y nos hace continuar con esa sensación de envidia sana que nos invade desde el viernes de madrugada, a los que no pudimos acompañarles.

Como podemos comprobar en el mapa que pasamos hace dos escritos, llegarán hasta La Rioja conduciendo sus propios coches.

Ya han pasado por lugares señalados como Angastaco o Piedra Pintada, haciendo noche en la localidad que hayan encontrado en el camino. Los guías contratados les han explicado muchas cosas sobre estas ciudades que aparecen en nuestras canciones. Hasta tal punto llega ahora la información que tienen los viajeros sobre ellas, que nuestro querido Pascual se pasará toda la actuación haciendo la presentación de las canciones y sólo nos dará tiempo a cantar una.

Siguen ruta hacia Cafayate y degustan vinos hasta que deciden que será más conveniente seguir camino antes de que los efluvios de Baco les impidan tomar los mandos de sus todoterrenos.

Hay que apuntar que nuestros amigos están viajando por la Nacional 40, que es una carretera sin asfaltar, con lo que han tragado polvo en cantidad; así que, como ya tienen ganas de tomar una ducha y quitarse las toneladas de material que llevan encima, hacen noche en la ciudad de Tafí del Valle.

Y seguirán camino a La Rioja. Ya nos lo contarán.

Planakanta en Argentina, Crónica de un viaje: 1 de noviembre

Día 1 de noviembre de 2010

Nuestros queridos compañeros han dado, por fin, señales de vida. Después de unos días en que pensábamos que se habían quedado en alguna isla paradisíaca del Atlántico, nos ha llegado un correo de la Cronista Oficial Mamen,

Perdona Begoña, pero esto es la carrera contra reloj, no tenemos tiempo ni pa » «.

Con este enunciado tan categórico empieza nuestra compañera su redacción.

Llegan a Salta sin novedad alguna y, acuciados por un hambre y una sed terribles, se introducen de lleno en la ajetreada vida salteña visitando el mercado tradicional. Allí se sacian de empanadas y cervezas, disponiéndose después a visitar, al más puro estilo “guiri”, las calles y monumentos de la ciudad.

Tras una excursión agotadora y un merecido refresco corporal en el hotel, se presentan a cenar en la peña boliche Los Balderrama, donde, para su asombro, se ven rodeados de excursiones del IMSERSO argentino y de grupos de “guiris” como ellos.

La explotación turística llega a las zonas más remotas. Pero ni aún así se amilana su espíritu y sus ganas de aventura.

Al día siguiente parten en coche hacia Humauaca y San Salvador de Jujuy; los paisajes los abruman por su inmensidad y su espectacularidad, como la Colina de Siete Colores de Pumahuaca. Pronto nos llegarán imágenes gráficas de estas excursiones.

A los viajeros les llama la atención, a la par que la grandiosidad de las tierras, la suma pobreza de sus habitantes y la férrea dignidad con la que sobrellevan su situación.

Hasta aquí, lo sabido. Después de esto unos van a cenar y, más tarde, otros se van a dormir.

Planakanta en Argentina, Crónica de un viaje: La ruta

En este mapa os mostramos por dónde van a viajar nuestros compañeros durante los primeros cinco días de viaje.

Su periplo comenzará en la ciudad de Salta pasando por la Quebrada de Humauaca, Pumamarca, Uquía, Jujuy, Angastaco, Cafayate, Tafí… hasta que, el último día, llegarán a La Rioja.

Harán su trayecto en coches; pasarán por quebradas y barrancos, antiguas sendas indígenas y verdes arboledas; dormirán por el camino, como los viajeros literarios, llenos de ilusión y de cansancio.

Contemplarán el arte colonial e indígena; comerán las exquisiteces vacunas propias de la tierra; beberán los vinos blancos nacidos de las tierras gigantes y desoladas.

Compartirán y compartirán. Conocerán y disfrutarán… pero eso ya lo sabremos con más detalle; y así os lo daremos a conocer en nuestras Crónicas desde la península: unos planakantinos en Argentina.

Mapa ruta por Salta

Planakanta en Argentina, Crónica de un viaje: Llegó el día

Bueno; ya ha llegado el día.

Nuestros compañeros de Planakanta parten hoy, desde Madrid, hacia tierras argentinas. Es un viaje que llevan proyectando durante muchos años.

Les quedan por delante muchas cosas hermosas para ver; experiencias extraordinarias y momentos inolvidables para vivir que esperamos compartan con nosotros a su regreso a Castellón.

Su amor por el folklore, la música y los paisajes del país hermano ha sido una constante en su vida. Algunos de ellos, amigos desde siempre, lo disfrutarán más si cabe; no sólo verán cumplidas sus expectativas personales, sino las de sus compañeros de pandilla también.

Poder respirar los ambientes; poder contemplar los pueblos y lugares tantas veces nombrados en canciones y melodías que se han escuchado durante tantos años, será un bálsamo edificante para los espíritus y harán regresar a la memoria experiencias únicas e irrepetibles.

Esperemos que todo sea tan lindo y tan vivificador que, a vuestro regreso, no sólo nos contagiéis la alegría de ver cumplido vuestro sueño, sino que también provoquéis en nosotros el deseo firme de visitar la tierra vasta, amada tantas veces en las canciones, a la que da nombre el magnífico Río de la Plata.

Buen viaje

Vos ves la Cruz del Sur,
respirás el verano con su olor a duraznos,
y caminás de noche
mi pequeño fantasma silencioso
por ese Buenos Aires,
por ese siempre mismo Buenos Aires.
Quizá la más querida

 

Julio Cortázar